Seguinos en  

Turismo: disfrutar en la madurez


En la actualidad, existe una gran variedad de ofertas dirigidas a adultos mayores para viajar y realizar turismo recreativo. La infraestructura, los servicios, las actividades más frecuentes y algunas sugerencias.

Los tiempos cambiaron y los arquetipos también. Los llamados “adultos mayores”, una franja etaria que hoy disfruta de una calidad y una expectativa de vida superiores a antaño, se encuentran hoy con una variada gama de ofertas para viajar y realizar turismo recreativo.

En general, cuentan con más tiempo libre y están liberados de las ataduras laborales que los presionaban en la etapa productiva. Además, muchas veces tienen recursos y tiempo disponible para viajar, ya sea solos, con familiares o en grupo de pares. Este panorama llevó al surgimiento de un turismo específico y, empresas prestadoras de servicios y establecimientos ofrecen diversos paquetes de viaje y servicios turísticos para personas activas de la tercera edad. Entre ellos, ofrecen propuestas con tarifas económicas para el llamado turismo social.

Gran cantidad de establecimientos disponen de una variada y completa infraestructura y servicios para atender a esta clase de turista. Hoy es posible encontrar en diversos puntos del país hotelería con promociones especiales para ellos, por ejemplo, con habitaciones y áreas comunes con diseños accesibles (rampas, ascensores, etc.).

Entre las actividades más frecuentes que se ofrecen para la tercera edad, se destacan las clases de acquagym en pileta climatizada, caminatas, clases de gimnasia “tranquila” (tai chi y otras variantes orientales), yoga, avistaje fotográfico, juegos de salón, etc. Además, hay establecimientos turísticos en todo el país que se encuentran cercanos a casinos, teatros, cines y pubs que ofrecen una variedad de opciones para el turista que disfruta de este tipo de salidas.

La propuesta se completa con una oferta gastronómica específica, incluso de alta cocina, que, si es necesario, puede dejar de lado los excesos de sal y frituras y privilegiar una dieta sabrosa con técnicas de cocción saludables.

Muchos hoteles situados en centros termales, en provincias reconocidas por su clima benigno (Córdoba) o en parajes con “microclimas” (como Merlo, en la provincia de San Luis) incluyen la posibilidad de realizar algunos tratamientos durante la estadía, siempre bajo rigurosos controles de los facultativos del lugar.


Artículo de Mario Zuker, director de Escapadas Argentinas.

(Tomado de http://www.entremujeres.com/hogar-y-familia/tercera-edad/Turismo-tercera-edad-disfrutar-madurez_0_515948488.html)